Sobrevivientes Adultos

Los sobrevivientes adultos del abuso sexual juvenil

Hasta los años 70, nosotros no realmente empezamos a  investigar el problema del abuso sexual. Los proveedores de salud mental empezaron a ir gateando, y buscaban unos métodos efectivos para ayudar a los sobrevivientes adultos del abuso sexual infantil. Afortunadamente, pocas décadas después, ya con mucha práctica e investigación para apoyarnos, sabemos más del proceso de curación para los sobrevivientes adultos que nunca.

Muchos sobrevivientes adultos aguantan por medio de trabajar mucho para “olvidar” de o no pensar en el abuso. A veces los sobrevivientes encuentran gran éxito mientras trabajan sin parar, muchas veces en una profesión que cuida a los otros. Desafortunadamente, algunos sobrevivientes adultos evitan trabajar para aliviar sus traumas por medio de hacerse daño con drogas y alcohol, ejercicio excesivo, relaciones no saludables con la comida, o por otras maneras de hacerse daño. 

Sugerencias para participar en su propia curación
¡Hable con alguien y compartir su historia!
Cómo apoyar a un sobreviviente adulto 

Sugerencias para participar en su propia curación

Acuérdese que usted ya ha pasado por las épocas peores: la vivencia actual. Mientras usted empieza a permitir que piense de nuevo acerca de lo que le pasó, y que suelte de los sentimientos de vergüenza, usted se encontrará más cerca de vivir su propia vida mejor.

  • Tenga como prioridad el cuidarse a sí mismo
  • Tome tiempo para hacer las cosas que a usted le gustan
  • Aprenda un nuevo pasatiempo
  • Pase tiempo con amigos
  • Encuentre un grupo de apoyo
  • Salga de la casa
  • Plante un jardín

¡Hable con alguien y comparta su historia!

  • Busque una terapista que tenga experiencia trabajando con los sobrevivientes del abuso y de la violencia sexual—a veces la historia del abuso sexual puede sentir abrumadora tanto para usted como para los demás. Llame a MOCSA para establecer una cita o un referido.
  • Está bien y, de hecho, importante, que usted vaya paso a paso—acuérdese de que usted ha vivido con esta historia difícil por años, ¡y no hay remedios rápidos! Encuentre su propio ritmo y comparte su historia con alguien que le vaya a animar y apoyar.
  • Pídele a su terapista que le provea con algunas tareas entre sesiones.

Cómo apoyar a un sobreviviente adulto

Muchas veces, los sobrevivientes del abuso sexual crecen con sentimientos de aislamiento y vulnerabilidad; sentimientos que pueden seguir en sus vidas adultas. Puede que el abuso sexual haya influido a todas partes de la vida de un sobreviviente, incluso su estilo de comunicación, y auto-estima, y sus niveles de confianza. Es posible que los sobrevivientes adultos parezcan ser fuertes y que se habrán sobrepuesto al abuso pasado. Sin embargo, es más posible que adentre están sufriendo muchísimo. A veces los demás se ponen impacientes con los sobrevivientes por no “saltar adelante” más pronto. La curación requiere tiempo. Las relaciones que usted tiene con un sobreviviente pueden cambiarse mientras el sobreviviente se cura.

  • Cree en el sobreviviente, aun cuando
    …se duda a sí mismo
    …sus memorias no están claras
    …lo que le dicen a usted parece ser extremo.
     
  • Déjales saber que usted está dispuesta para escucharles con respecto
  • Valide a los sentimientos del sobreviviente—necesitan experimentar y expresar aquellos sentimientos y ser oídos, y no exige que usted le “arregle” nada.
  • Asegúrale al sobreviviente de que el abuso no era culpa suya—independiente de las circunstancias, nadie pide ser abusado ni asaltado—ellos mismos hicieron lo que tuvieron que hacer para sobrevivir—la culpa siempre queda con el infractor.
  •  Anímele que a que busca apoyo y ayuda—además de ofrecerle el cuido propio de usted, anímele a que intente alcanzarles a otros.
  • Edúcate a sí mismo—tener la idea básica de lo que el sobreviviente aguanta le ayudará a usted a ser apoyador—busque apoyo para sus propios sentimientos acerca del abuso para que el sobreviviente pueda contar con usted.
  • Evite verle al sobreviviente como víctima—continúe a verle como una persona fuerte y valiente que va reclamando su propia vida.